«Proceso»: Review completa

Aunque ya hablé brevemente de éste libro en una entrada para DeiDigital, creo que merece una entrada mucho más completa, destacando los aspectos más relacionados con mi proyecto y mi línea de investigación actual.
En primer lugar quiero desatacar que el seguimiento de cada proyecto desde cero; algo que considero de vital importancia, puesto que podemos ver el «briefing» que la empresa en cuestión propone al diseñador.
Por otra parte, algo también a destacar es el proceso tanto mental como creativo que lleva cada uno: vemos que para gustos, colores o que «cada maestrillo tiene su librillo». Además, podemos ver los éxitos y fracasos del proceso sin censura, con lo que vemos que el proceso «real», en muchos casos, conlleva muchas pruebas y que tanto el diseñador como la industria están en continuo aprendizaje.
pa-CC-81gina
Por ultimo, aunque no menos importante, vemos las diferencias tanto procesuales como industriales que existen dependiendo de como de entiende el diseño en cada lugar. Al margen de contadas excepciones, en vemos que en Europa se trabaja en muchos casos en «edición limitada» y que la producción se concentra en Italia, en cuanto al encargo, se suele trabajar de un modo mas independiente pero siempre en continua colaboración con empresas e industria auxiliar; en el caso de Estados Unidos, salvo casos aislados que trabajan para productores europeos, el proceso es mas especializado y pasa por distintos departamentos antes de llegar a una producción que en la mayoría de los casos es en grandes series -sobre todo si se trata de productos electrónicos-; en cuanto a Japon, el caso es parecido al estadounidense, pero con cierto paralelismos al europeo, sobre todo si tenemos en cuenta el trasfondo ideológico y la filosofía que hay detrás de cada pieza y su interés por los procesos artesanales actualizados.
Otro punto interesante a destacar es el posicionamiento de cada diseñador: vemos que no hay una ideología fija en torno a la labor del diseñador industrial, sino que cada cual busca la filosofía con la que se siente identificado y sobre la que ha sentado las bases de su formación. Así pues, vemos a quienes se consideran a ellos mismos estilistas o artesanos o artistas o ingenieros o creativos o una fusión entre todas las categorías… Todas son totalmente legítimas.
pagina2
En resumen, un libro que no dejo de recomendar tanto a compañeros de Bellas Artes -muchos procesos de los que se tratan son el pan nuestro de cada día cuando nos enfrentamos a un nuevo proyecto- como a diseñadores industriales, por la claridad y la «visualidad» de las explicaciones.

Nota: Esta entrada la escribí hace ya bastante tiempo, por lo que veo desde Amazon hay una segunda edición (las páginas interiores corresponde a la segunda) que no ha sido publicada en España. Espero que la editorial española se decida a publicarla!