El siguiente estilo de diseño en aparecer en #ClasicosDiseño viene de aplicar la madera contrachapada a las piezas de mobiliario.

Tras el uso del acero tubular curvado, los diseñadores vieron en las formas curvas de la madera contrachapada una nueva forma de expresión que era más ligera y más barata de producir, y que además permitía aplicar formas más limpias y puras en los diseños.

Los diseñadores nórdicos se vieron fuertemente influenciados por las vanguardias europeas y aplicaron las innovaciones a su producción, que era en su mayor parte, artesanal.

El uso de paneles de madera contrachapada, así como la aplicación de formas orgánicas, más tradicionales y artesanales hizo que el diseño nórdico, surgido como una mezcla de influencias, tuviese su lenguaje propio, que fue internacionalmente reconocido tras varias exposiciones en Estados Unidos a lo largo de la década de los 40 y 50.

Un buen ejemplo de la aplicación del contrachapado en diseño nórdico es el que ilustra el clásico de hoy: la silla No. 41 de Alvar Aalto.

[:en]Related Posts[:es]Artículos Relacionados

Leave a Reply

*

*