Estamos viviendo una Segunda Revolución Industrial de forma velada en el mundo del diseño con la impresión 3D a la cabeza.

De un tiempo a esta parte, la única forma que existía de producir objetos a gran escala era mediante moldes rellenados con material o mediante piezas que eran ensambladas entre sí para crear elementos más complejos.

La impresión 3D no sólo trae el relativo ahorro de costes que implica producir a pequeña escala y de forma simplificada, sino que también permite unas cualidades formales y estructurales nunca vistas en la producción, como crear superficies entrelazadas de una sola pieza o mezclar varios tipos de material mientras se está imprimiendo el modelo. Todo ello, gracias al proceso que sigue la impresión en sí, mediante estratos o capas superpuestas que permiten el aprovechamiento óptimo del material usado y que imita, de manera pasmosa, el crecimiento en elementos de la naturaleza.

Laberinto para canica. Modelo de Tulio Laanen. Fotografía: Thingiverse (http://www.thingiverse.com/thing:1385312)

Permite también, que cualquier persona en su casa, con conocimientos básicos de 3D e informática, sea capaz de producir una pequeña serie de productos a un coste muy bajo en comparación con los miles de euros que costaría una cadena de montaje y su equipamiento tanto técnico como humano.

Cadena de montaje española de juguetes. Fotografía: © EFE/ Que.es

Estas técnicas y procesos son escalables, además de reducir el coste y la complejidad de la producción seriada llevándola a los hogares, desde el punto de vista técnico, está la aplicación a la medicina, para imprimir órganos; la arquitectura, para imprimir estructuras y edificios; la alimentación, para imprimir productos aptos para el consumo e incluso la moda, permitiendo imprimir tejidos.

Más adelante hablaré de los orígenes de esta nueva revolución industrial y de cómo la cultura maker ha revolucionado también el pensamiento y la filosofía del conocimiento libre y compartido, pero hoy por hoy, podemos afirmar que la impresión 3D es una tecnología que ha venido para quedarse, y poco a poco, la iremos teniendo cada vez más presente en nuestra vida diaria.


Más información e imágenes extraídas de las siguientes fuentes:

Impresión 3d en Wikipedia:

https://es.wikipedia.org/wiki/Impresi%C3%B3n_3D

Arquitectura:

https://www.dezeen.com/2013/05/21/3d-printing-architecture-print-shift/

Medicina:

https://3dprintingindustry.com/news/12-things-we-can-3d-print-in-medicine-right-now-42867/

Alimentación:

https://3dprintingindustry.com/news/3d-printed-food-growing-market-83916/

Moda:

http://delabuzz.com/3d-printers-meet-the-fashion-industry/10074

2 Comments

    • Todavía no está muy avanzado, pero en el post que publica 3dprintingindustry.com dice que es un nuevo sector en crecimiento y que ya se pueden imprimir distintos tipos de pastas de fruta, vegetales, salsas, azúcar, carbohidratos…
      Quién sabe si el día de mañana no podremos dejar programada la impresora para que te haga toda la comida del día como el que usa hoy una Thermomix.