Me rondaba desde hace tiempo por la cabeza unir mi pasión por las técnicas clásicas de dibujo en diseño industrial con post informativos.

Esta semana inauguro la sección “clásicos del diseño industrial” con la máquina de coser Singer.

Un aparato que muchos conocemos en muchas variantes: mi madre tuvo la versión “compacta” en la que el pedal que accionaba la manivela de la máquina ya era electrico y todo el conjunto se podía guardar en una “práctica” y “pequeña” caja de madera que hacía las veces de base de la máquina.

Mis abuelas tuvieron una versión más parecida a la de la ilustración, con su mueble completo y el pedal que se accionaba con los pies de forma manual.